Vestidos de color negro

Esta prenda que suele ser la más característica de la mujer, es además la más sensual y sexy. Nos los solemos poner en esos días en que queremos sentirnos guapas en el espejo. Por todas es sabido que, los vestidos de color negro son un clásico que nunca falla. Hemos hablado muchas veces de la elegancia de este tono. Por ello elegirlos hace que siempre vayas luciendo única.

Vestidos negros de fiesta

De fiesta, de diario o incluso los vestidos negros de novias. Si, si, de novia he dicho. Cada vez se pueden ver más en alguna que otra pasarela. Te puedo asegurar que no pasan desapercibidos, aunque claramente solo son para las más valientes. No cualquiera puede llevar un vestido negro para casarse. Pero las chicas que se atreven son el centro de todas las miradas sin excepción.

Cabe destacar que durante el final del siglo XIX y principios del siglo XX muchas mujeres tuvieron sin remedio que casarse de negro, porque tenían que guardarle el luto, a sus padres, hermanos o algún familiar muy directo.

Siguiendo con el tema de las bodas, se ha hablado mucho que ir a una boda con un vestido oscuro no queda bien. Pero que quieres que te diga, son tan elegantes que a mi me parecen una buena opción. No quizás para una boda de día. Pero para las que son por la noche, me parecen geniales.

Me he liado con lo de las bodas, vete tu a saber porque, cuando los vestidos pueden usarse en cualquier  momento y siempre quedan bien. Si es verdad que no todas nos sentimos cómodas vistiendo vestidos, hay quienes prefieren la comodidad de unos pantalones, pero si que es verdad, que todas en algún momento, nos guste más o menos, sucumbimos a buscar el vestido que mejor nos sienta y terminamos sintiéndonos como una princesa, o no.